.
  Basta accidentes
 
Los accidentes del tránsito representan en la actualidad un grave problema de salud pública, producen en el mundo más de trescientas mil muertes por año. La enfermedad, discapacidad y muerte que ocasionan genera una enorme carga económica y social, afectando predominantemente a la población joven.

En materia de lesiones provocadas por accidentes de tránsito, es necesario hacer una serie de consideraciones ya que este tipo de situaciones generan grandes costos a los servicios de salud. Los ordenamientos jurídicos ofrecen distintas soluciones para asumir tales costos, entre las que se destaca el seguro obligatorio de responsabilidad civil. Una de las funciones del seguro obligatorio es cubrir los gastos médicos, no sólo para proteger a las  víctimas, sino que para que los servicios de salud recuperen lo invertido en la atención de urgencia y en el tratamiento de las secuelas de este tipo de lesiones. En este sentido, se regulan mecanismos de reembolso para que la institución que prestó asistencia médica recupere del seguro lo que hubiere gastado. Así siempre que exista un seguro de responsabilidad civil, los gastos médicos de urgencia y rehabilitación son cubiertos por éste hasta los topes establecidos en cada sistema.

Sin embargo, en los países de América Latina, en aquellos que existe un seguro de responsabilidad civil obligatorio, el problema fundamental es el bajo índice de automotores
asegurados, la circulación de vehículos con pólizas vencidas y la situación de las víctimas abandonadas por conductores que no es posible identificar. Estos problemas han sido enfrentados por las legislaciones de Colombia, Costa Rica y Bolivia, a través de un Fondo Solidario de Garantía, y serán analizadas en este trabajo.
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=