.
  exceso de velocidad
 




Con el acelerador de mi vehículo no te metas...
Por: Ramón E. Rangel M.
Fecha de publicación: 24/07/07
http://www.aporrea.org/imagenes/f.gif
 
En Venezuela las muertes por accidentes de tránsito se encuentran entre los primeros lugares de las estadísticas fatídicas del país. Por accidentes viales se enlutan y han enlutado miles de familias venezolanas. Adultos, jóvenes y niños en nuestra patria han sido y serán víctimas de los accidentes de tránsito terrestre.

En la mayoría de los países del mundo las cifras muestran un mismo patrón y la tendencia es al aumento, en lo que respecta a las ocurrencias de siniestros viales, según lo han previsto autoridades nacionales de otros Estado les  instituciones como la Organización Mundial de la Salud.

La pérdida de vidas, las secuelas físicas, familiares, emocionales y psicológicas que generan estos eventos, unidos a los efectos económicos que produce a los particulares y el Estado, son dramáticos.

Las razones que originan o provocan sucesos trágicos en las vías son diversos (exceso de velocidad, imprudencia, negligencia, ingesta de alcohol, vías en mal estado, fallas mecánicas, falta de señalización, etc.), pero la gran mayoría de los accidentes viales “trágicos” presentan la concurrencia del factor exceso de velocidad unido a otra(s) variable(s). Es decir, exceso de velocidad-no utilización de cinturón de seguridad, exceso de velocidad-estado de ebriedad, exceso de velocidad-descuido, exceso de velocidad-vías en mal estado, exceso de velocidad-falta de señalización.

El exceso de velocidad se constituye entonces en un elemento que influye directamente en la elevación de los índices de fatalidad en los accidentes de tránsito. En tal sentido, desarrollar y profundizar las políticas de educación y concientizacion vial (desde niños); aumentar la rigurosidad en los procesos de otorgamiento y renovación de licencias; mantener las vías en buen estado; mejorar el diseño y señalización de vías; fortalecer la institucionalidad de tránsito, elevando los niveles de control e inspección vial y asegurando la efectividad en el cobro de las multas de tránsito, entre otras, constituyen iniciativas importantes pero no determinantes para disminuir considerablemente y a corto plazo los índices de siniestros fatales producto de colisiones en las vías.

En este contexto, proponemos que paralelamente a las políticas que se desarrollan en materia de tránsito, se considere la posibilidad de controlar el exceso de velocidad (por vía mecánica), incluyendo por vía normativa (un nuevo Reglamento de la Ley de Tránsito y Transporte Terrestre) la obligación de incorporar a todos los vehículos terrestres un dispositivo que limite la velocidad de los vehículos, al máximo de velocidad permitida en el país, es decir a 90 Km/H. proponemos que este deber legal se imponga a todos los productores, ensambladores e importadores de vehículos, y a transportistas, agencias de vehículos y particulares, con excepción de aquellos vehículos oficiales (policías, ambulancias, bomberos u otros) que por sus funciones necesiten transitar, eventualmente y en casos excepcionales, a exceso de velocidad. En todo caso, que el Estado a través de los órganos INTTTT, Policías Municipales de Tránsito, INDECU y SENIAT, se encarguen de hacer cumplir la medida, sancionando a los infractores.


rangel_salomon@hotmail.com






 
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=